Ingredientes

  • 4 chiles guajillo, cortados y limpios
  • 4 chiles de árbol secos, cortados y limpios
  • 450 mililitros agua
  • 125 mililitros nata para montar
  • 2 cucharadas sirope de glucosa*
  • 100 gramos chocolate negro, partido en trozos gruesos
  • 100 gramos chocolate con leche, partido en trozos gruesos
  • 125 mililitros ron oscuro
  • 4 cucharadas crema de cacahuete suave
  • 1 y 1/2 cucharada Canela molida
  • 1/4 cucharada Chipotle
  • 1/2 cucharada Ajonjolí
Tres tipos de chile – guajillo, chile de árbol y chipotle – proporcionan a este postre de inspiración mexicana un toque picante. El chocolate negro y con leche, la crema de cacahuete y la calidez de la canela actúan como un complemento intenso y delicioso a los churros dulces, a la fruta fresca o a las galletas variadas.
12
Ingredientes

Instrucción

  • 1 Caliente una cacerola a fuego medio durante 2 minutos. Añada los chiles y tuéstelos durante 30 segundos por cada lado o hasta que empiecen a inflarse y cambiar de color. Enfríe un poco la cacerola y posteriormente añada agua hasta cubrir los chiles y póngalos a hervir. Reduzca el fuego a temperatura baja y déjelo reposar durante 30 minutos hasta que los chiles se ablanden.
  • 2 Retire los chiles con unas pinzas de cocina y colóquelos en la batidora. Añada 125ml del líquido de los chiles escurridos tápelo y bátalo a velocidad alta hasta conseguir una mezcla suave. Elimine el líquido sobrante de los chiles escurridos.
  • 3 Pase el puré de los chiles por un tamiz y añada la nata y el sirope de glucosa. Póngalo a hervir a fuego medio dándole vueltas de vez en cuando. Retírelo del fuego y añada los otros ingredientes dándole vueltas hasta que el chocolate se derrita y consiga una mezcla suave. Adórnelo con semillas de sésamo.