Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 gramos de zanahoria cortada en diagonal en finas rodajas
  • 60 gramos de chalota cortada en láminas finas
  • 2 cucharadas Ajo picado
  • 2 cuchardita Pimentón de la Vera
  • 2 Hojas de laurel
  • 25 centilitro de caldo de ave
  • 125 mililitros de vino blanco seco
  • 1/2 kilogramo de mejillones limpios
  • 250 gramos de corazones de alcachofa descongelados
  • Para la Gremolata de avellanas:
  • 40 gramos de avellanas picadas muy finas
  • 25 gramos Perejil
  • Ralladura de un limón
  • 1/4 cuchardita Pimienta negra molida
  • 1/2 cuchardita Molinillo de sal del Mediterráneo
Los mejillones y los corazones de alcachofa cocinados en un caldo aromático son un plato principal exquisito. Una guarnición de gremolata de avellanas le da un toque de limón y una textura crujiente.
20 min
Tiempo de preparación
20 min
Tiempo de COCCIÓN
16
Ingredientes

Instrucción

  • 1 Caliente el aceite en una cazuela grande a fuego medio. Añada las zanahorias la chalota el ajo el pimentón y las hojas de laurel; remuévalo durante 1 minuto o hasta que desprenda su aroma. Incorpore el caldo y el vino. Cuézalo hasta que empiece a hervir removiendo de vez en cuando.
  • 2 Incorpore los mejillones y los corazones de alcachofa. Cúbralo. Deje que se hagan durante 8 minutos o hasta que los mejillones se abran y las alcachofas estén tiernas-crujientes (descarte todos los mejillones que no se abran). Retire las hojas de laurel antes de servir.
  • 3 Mientras tanto para la gremolata de avellanas tueste las avellanas en una sartén pequeña a fuego medio durante 3 o 4 minutos removiendo a menudo. Vierta las avellanas en un cuenco pequeño. Añada el resto de los ingredientes; mezcle bien y reserve.
  • 4 Para servir coloque los mejillones y las verduras en un plato hondo y vierta el caldo por encima. Condimente con la gremolata de avellanas. Sírvalo con pan tostado si se desea.